Nombre:               

Teléfono / Email:

Mensaje:
                                

                               



Universidad Mariano Gálvez de Guatemala
3a. Avenida 9-00 Zona 2, 01002
Interior Finca El Zapote
Apartado Postal 1811

PBX: (502) 2411-1800 Ext. 1119

IMPLICACIONES SOCIALES, EDUCATIVAS Y RELIGIOSAS


Por

Dr. Federico Meléndez

IMPLICACIONES EDUCATIVAS:

Para efectos del nacimiento y ulterior desarrollo del Protestantismo en Centroamérica y sus efectos sobre la educación en nuestros países, debemos  considerar la Reforma Protestante bajo tres perspectivas históricas diferentes, las tres ocurridas en el contexto Europeo y norteamericano respectivamente:


  1. El primer ángulo, o la primera perspectiva es el de la perspectiva Teológica, este fue el momento del nacimiento de la Reforma del siglo XVI. Aquí se sentaron las bases para el desarrollo de la expresión Protestante del Cristianismo Europeo, posteriormente Norteamericano, y después alrededor del mundo. No podemos hablar de ninguna expresión de desarrollo de la iglesia, sin el referente al aporte teológico de Martín Lutero de sola gracia, sola fe, solo Cristo y Sola Escritura. Esto  indistintamente de cualquier expresión Cristiana protestante que profesamos. A este redescubrimiento de la fe le llamaremos La Reforma Teológica. Esta es la razón por la cual nuestra Facultad se identifica con esta expresión teológica de la fe. Nos identificamos, nos debemos y vinimos del movimiento Reformador del siglo XVI.
  2. En segundo lugar, esta Reforma Protestante, además de su carácter teológico adquirió una segunda perspectiva o un segundo ángulo a partir de los siglos XVII, XVIII. Fue el nacimiento del movimiento Pietista alemán nacido de los Luteranos, y extendidos posteriormente a Inglaterra. Aquí se marca el nacimiento de las primeras sociedades Misioneras y la denominaremos la Reforma Práctica. Su intención era llevar este descubrimiento teológico de la justificación por la fe alrededor del mundo. El siglo XVIII, además de las primeras sociedades misioneras, vio la transformación de tales sociedades misioneras en posteriores denominaciones, especialmente en el contexto de los Estados Unidos, y muchas de tales sociedades solo llegaron a ser simples agencias misioneras de dichas denominaciones, a la luz del contexto religioso, social y político de los EUA. Fue a finales del siglo XVIII cuando Jonathan Edwards se constituyó en el padre del movimiento evangélico de los avivamientos en los EUA, y a finales del siglo XIX, los movimientos espirituales que condujeron al nacimiento de muchas denominaciones.
  3. El tercer momento para conocer el origen y desarrollo del Protestantismo en Centroamérica, es conocer el entorno social, y político de la sociedad Europea y Norteamericana del siglo XIX. A este momento le llamaremos liberalismo, para referirnos al movimiento social, económico y político que dio nacimiento a las  sociedades democráticas de Europa y EUA, y a la consolidación del capitalismo a partir del siglo XIX. Fueron estos ideales libertarios los que dieron nacimiento a los movimientos de independencia en Centroamérica en la mitad del siglo XIX. Además del afán puramente religioso de la fe, las sociedades y denominaciones eclesiásticas de los EUA, estaban permeadas del afán civilizador de los EUA ante el mundo. La misión propia de la iglesia en extender la fe redescubierta por Lutero, y su afán civilizador fueron siempre juntos en la penetración misionera de los siglos XIX y XX. A este tipo de reforma, le llamaremos la Reforma Liberal.

Es precisamente en este contexto de la Reforma Liberal, desde donde debemos  analizar el origen, desarrollo y efectos de la Reforma Protestante desde el punto de vista de la Educación.

Todos sabemos que las revoluciones de la Independencia durante el siglo XIX rompieron el monopolio cultural, político, social y económico de España con respecto a sus provincias en Centroamérica. El nuevo ideal era el ideal del progreso y la libertad. EL sueño de los fundadores era precisamente la formación de nuevas repúblicas democráticas que pudieran seguir   el ejemplo de los países Europeos y de los EUA. Es a la luz de este contexto que debemos entender las reformas educativas de Mariano Gálvez, de Justo Rufino  Barrios, y la reciente de Juan José Arévalo.

Es también a la luz de este contexto general que debemos considerar la llegada de las primeras denominaciones y misioneros a Centroamérica. En el caso de Guatemala, son bien conocidas la historia de la Iglesias Presbiteriana, La Misión Centroamericana, La Misión Amigos, y la Iglesia del Nazareno entre las primeras denominaciones que llegaron al país. Cada una con su respectiva fundación de sus colegios de nivel medio: Colegio la Patria, Colegio Penzzoti, Colegio Amigos, y el Colegio Nazareno, de los cuales los tres primeros aún subsisten. En otras  palabras, la educación fue un instrumento de la misión de las diferentes denominaciones que llegaron a Centroamérica, a fin de cumplir dos objetivos:

  1. Cumplir con la misión civilizatoria para responder al nuevo entorno liberal de las repúblicas en Centroamérica,
  2. Propagar la nueva fe Protestante como alternativa a la educación dogmática y escolástica de la tradición católica colonial, del que tanto deseaban los políticos deshacerse. Esta fue la famosa lucha en Liberales y Conservadores

Segunda parte: La Educación Superior en el siglo XX y XXI.

A diferencia de la antigüedad de la Educación media, tal como lo explicamos, la  Educación Superior en su expresión Protestante es de reciente creación. Antes de abordar este tema, es preciso conocer el papel que desempeño la iglesia en la creación de las Universidades Europeas, Americanas y en América Latina.

Es bien sabido que el nacimiento de las Universidades data desde la Edad Media. Nombres como la Universidad de Bolonia en Italia, Paris en Francia, Oxford en Inglaterra son bien conocidos. El idioma de estudio era el latín, y los textos universitarios eran en este idioma.

En el caso particular de Guatemala la Universidad Tricentenaria de San Carlos fue fundada por Real Cedula en 1676, por Carlos II. Las antiguas Facultades Universitarias de la Colonia, eran las de Derecho Canónico y Teología, y las de Medicina. Todo estaba permeado bajo el influjo de la Iglesia Católica. Las carreras de Derecho Canónico, Teología, literatura y Medicina eran las que prevalecían en la colonia.

Una vez más los movimientos de independencia y la lucha entre Liberales y Conservadores produjeron profundas tensiones en la Educación Superior. Así fue como las Universidades tampoco pudieron escapar de la influencia de las nuevas corrientes de la modernidad.

Es bien sabido que la Educación Universitaria de la Edad Media, y la Colonia en América eran de tipo religioso y profundamente escolástico. Los liberales finalmente triunfaron ante los Conservadores, y la Educación Superior fue profundamente afectada por este movimiento.

En el caso particular de Guatemala, Mariano Gálvez, y Arévalo, determinaron el rumbo de la Educación Superior en Guatemala. EL caso es similar en el resto de Centroamérica, y los mismos procesos y luchas ideológicas entre liberales y conservadores se dieron en el contexto de las universidades.

La Universidad Mariano Gálvez de Guatemala:

Es a la luz de este trasfondo que debemos comprender el nacimiento de la Universidad Mariano Gálvez. El nombre que se le dio a nuestra Universidad refleja precisamente los momentos históricos de los que estamos hablando, y el compromiso de sus fundadores en contribuir al desarrollo de la nación bajo la perspectiva de una visión modernista de la educación.

Sin embargo, tenemos un ingrediente más: Nuestros fundadores eran todos profesionales identificados como evangélicos de segunda generación, deseosos de poder contribuir con el desarrollo del país, pero también con las diferentes iglesias.

El Dr. Adalberto Santizo en su libro Del Yunque a la Cátedra, nos narra los detalles de la fundación de nuestra Universidad, y el afán del lema de la Universidad Mariano Gálvez: “Nuestro lema es simbólico, pues decir Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres, significa que nuestro afán no se agota en lo provisional, sino que buscamos la verdad que redime al hombre integralmente.”